Triunfar con tu emprendimiento depende de ti

Como emprendedores debemos enfrentar diversas situaciones y vencer obstáculos. Debes enfrentar costos, condiciones desfavorables, variables, entre muchos otros elementos, pero el obstáculo más grande, y la situación más grave se llama: voces internas.

Me refiero a las voces que no te pertenecen, que no es tu voz, que no es ni siquiera tu convicción, pero que se han incrustado en tu sistema de creencias hasta hacerte creer que esas voces son tuyas.

Es así como nos detenemos creyendo que “nuestra intuición” así nos lo indica.

Silencia las voces externas

Hoy quiero que entiendas que necesitas hacer callar las voces externas que hablan desde ti, porque de esa forma podrás vencer y lograr llevar un emprendimiento exitoso.

Estas voces son una programación negativa que se ha adueñado de gran parte de la sociedad.

Cuando un individuo se propone emprender, estas voces le dirán que lo mejor es que se quede con un trabajo seguro, que busque trabajo en una oficina y no se arriesgue con un emprendimiento porque esto no genera seguridad.

Poco a poco esas voces se incrustan en nuestro sistema de creencias y cuando nos damos cuenta repetimos todo lo que los demás nos han dicho, y hacemos lo que realmente no nos gusta hacer.

Tienes que identificar esas voces, tienes que descubrirlas, tienes que detenerlas, vencerlas, silenciarlas.

Puedes hacerlo, haciéndote consciente de que están allí y de que no son tu voz.

Estas voces van en contra de tus verdaderos deseos. Dicen que te protegen, son consejos aparentemente favorables para ti, pero de una forma muy disimulada te alejan de tus sueños.

Desarrolla tu potencial ilimitado

Todos tenemos un extraordinario potencial como emprendedores, pero si no silenciamos estas voces, terminaremos apagando este potencial.

Estas voces dicen cosas como “mejor ve por lo seguro”, “no te arriesgues, es peligroso”, “piensa bien en lo que podrías perder”, entre otras cosas.

Ignorarlas no es suficiente. Porque seguirán sonando y sonando hasta que finalmente te convencerán de retroceder o detenerte.

Así que no te hagas el sordo, sino que enfrenta a estas voces siempre que se presenten, porque así es como lograrás silenciarlas y ser libre.

Argumenta en contra de las voces.

Argumenta en contra de las voces, cuando lleguen en forma de pensamiento y escuches un “no podrás hacerlo porque no estás preparado”, entonces argumenta, di para ti mismo “puede que no esté preparado, pero tengo conocimiento, y voy a prepararme, pero nada me detendrá, podrá hacerlo”.

Es así como irás condicionándote a vencer, a avanzar y jamás a detenerte.

Es mi deseo que puedas silenciar esas voces internas que realmente no son tuyas, y puedas descubrir tu voz, tu pasión, tu deseo.

Por eso te invito a explorar mi web, pues tengo material que te guiará a emprender exitosamente, fundamentado en principios que funcionan, que te ayudarán a emprender a buen nivel.