Este es un artículo especial para padres y madres. Pues sin duda estás agradecido o agradecida con la vida por permitirte tener una familia, pero te gustaría poder disfrutar más con ellos.

Mi pregunta es, ¿qué te impide disfrutar más con ellos?

Seguro podrás cara de que es obvio, que las responsabilidades, los quehaceres en el hogar, los horarios de trabajo, la agenda full, las reuniones de negocios, y tantas excusas más.

Sí, haz leído correctamente, he dicho “excusa”, ya que todo lo que te pueda mantener ocupado puede ser solucionado de forma que no represente un obstáculo para disfrutar con tu familia.

Lo que quiero decirte es que todo tiene un momento, recuerda que la familia ha de ser lo más importante para tu vida.

De nada te sirve tener un trabajo muy bueno, o un emprendimiento exitoso, o tener la casa en orden, incluso el futuro asegurado, económicamente, de tus hijos. De nada te sirve todo eso si no disfrutas en familia.

Es contradictorio que muchas veces las ocupaciones que nos mantienen alejados de la familia son las que hacemos para poder garantizar el bienestar de la familia.

Pero suele ocurrir y muy a menudo. Es por eso que mi preocupación contigo es lograr que puedas construir una familia ideal, unida con un ambiente de armonía en el hogar, para que puedas desarrollar una relación sana con tu pareja e hijos.

Así que voy a darte una serie de tips que te ayudarán a disfrutar más tiempo con tu familia. Porque construir una familia feliz depende del tiempo que estés dispuesto a invertir en ella, tiempo de calidad. Y me dirás que tienes mucha disposición pero poco tiempo.

Pues debo corregirte y decirte que la disposición verdadera jamás es vencida, así que hazte consciente de la necesidad de disfrutar más tiempo con tu familia y sigue estos tips para tener como resultado la familia feliz que quieres:

Organiza tus actividades

Pocas personas son amigas de la verdadera organización. Y no me refiero a eso de tener cada objeto bien ubicado, lo cual también es muy digno de alabar, pero en este caso hablo de organizar las cosas por hacer.

Te invito a hacer una lista de cada una de tus responsabilidades diarias, encontrarás así una mejor forma para optimizar el tiempo y tener un mejor rendimiento.

No olvides incluir en la lista todo, absolutamente todo lo que debes hacer diariamente. Pues así te harás consciente de tus tareas, y de que hay una forma de organizarlas para que no interfiera con tu relación con tu familia.

Cuando tengas tus cosas por hacer organizadas, lograrás hacer espacio para dedicarle tiempo a tu familia.

Haz un horario

Lo segundo es un horario. Ya que tienes tus cosas por hacer organizadas, y haz podido despejar de tu lista aquellas que realmente no son importantes, entonces procede a ponerles horario.

Cuando tienes un horario podrás optimizar tu rendimiento, te obligarás a ser más efectivo y eficiente y por lo tanto podrás hacer tiempo para compartir con tu familia.

Este es un hábito que tendrás que ir construyendo, e incluso que deberás enseñar al resto de la familia, de esa forma todos podrán hacer espacio en su lista de cosas por hacer con horarios, para poder compartir más en familia.

Mantén la disciplina

Comúnmente sucede que por falta de disciplina procrastinamos, entonces las cosas por hacer se van acumulando de tal forma que nos van restando más tiempo para compartir en familia.

Mi llamado de alerta es a que tengas disciplina, ahora que has decidido hacerte de una lista de cosas por hacer, de incluir un horario, entonces apégate a plan.

De esa forma podrás asegurarte de que las cosas salgan bien y que nada interfiera en los momentos que has reservado exclusivamente para compartir con tu familia.

Dale a tu familia la importancia que merece, demuéstrales que te importan a través de los hechos, no pospongas un encuentro familiar, o no faltes a un desayuno o cena por falta de disciplina.

Ten sentido de prioridad

Priorizar es una acción necesaria. Darle importancia a lo que realmente lo merece y ejecutar acciones que te permitan llevar a cabo o cumplir con lo importante, te permitirá ser más efectivo en todo.

Este principio aplica a todas las áreas de tu vida, porque si quieres disfrutar más tiempo con tu familia, debes priorizar tus actividades diarias a fin de que nada pueda impedirte estar realmente presente junto a tu familia.

De nada te sirve salir de la oficina a casa, cenar con tu pareja e hijos pero tener que estar pendiente del teléfono o del ordenador para resolver detalles.

El momento con la familia es sagrado y debe ser prioridad cuando estás con ellos, todo lo demás puede esperar.

Vive tu día relajado

Es fundamental que se entienda que cuando digo relajado no me refiero a que no le des importancia a las cosas, sino más bien a que no generes condiciones para el estrés, que podría desenfocarte de tu objetivo de compartir más con tu familia.

Lo mejor es ir paso a paso, siempre priorizando. No persigas la perfección, por ejemplo, no necesitas planificar un encuentro familiar en un hotel y todo un evento para pasarla bien con tu familia.

Lo importante es que el tiempo sea de calidad. Puedes incluir una vez por mes una salida al campo, una visita a un pueblo, ir al parque, ir de pesca con la familia, y actividades muy especiales por el entorno y el movimiento. Pero también puedes planificar un día de aseo general en el que todos participen y realices dinámicas en casa.

También puede ser una cena temática, algo sencillo pero que estimule la unidad y que genere un ambiente ideal para compartir.

Que tu interés por compartir tiempo de calidad no se convierta en un disparador de estrés, pues esa no es la intención.

Estos son los tips que te comparto para que logres disfrutar de más tiempo con tu familia. Aplícalos y verás cómo mejoras la relación familiar en tu hogar.