7 consejos para preparar a tus hijos para el éxito

Por supuesto que quieres lo mejor para tus hijos, es lo que toda madre y todo padre desea.

Es por ello que necesitas conocer la forma de preparar a tus hijos para el éxito, pues en la vida tendrán tropiezos, dificultades, obstáculos, de la misma forma en la que se presentarán oportunidades, posibilidades condiciones ideales para triunfar.

En todos los casos nuestros hijos necesitarán contar con una actitud y conocimiento para poder vencer toda circunstancia adversa, así como también necesitarán tener las habilidades para aprovechar las buenas condiciones.

A medida que nuestros hijos crecen van adoptando ciertas creencias a sus sistemas, y de estas dependerán el éxito o el fracaso que tengan en la vida.

De manera que es importante que se les prepare de manera que puedan afrontar la vida en todas sus dimensiones y estar conscientes de las creencias que rigen sus conductas, que les motiva a tomar decisiones o que los paraliza ante determinadas circunstancias.

A medida que se van desarrollando, los niños van aprendiendo nuevas habilidades, y lo hacen a gran velocidad, con tales habilidades además tienen la oportunidad de aumentar el nivel de confianza para poder usarlas, esto dependerá de muchos factores, y es responsabilidad de los padres proveer las condiciones ideales para el desarrollo de las habilidades.

Es fundamental que los padres aprendamos a alimentar la confianza en sí mismo a los hijos, para que puedan crecer como personas centradas, enfocadas, para que puedan manejar las situaciones en las que no tienen éxito y gestionar efectivamente las emociones.

A continuación te daré 9 consejos que te serán de mucha utilidad para preparar a tus hijos para lograr el éxito en todo lo que se propongan.

Céntrate en modelar la confianza

La mejor forma de enseñar a los hijos es con el ejemplo. Los niños absorben todo lo que ven y perciben, mucho más que las palabras.

Así que si quieres que tus hijos crezcan desarrollando un buen nivel de confianza, debes realizar tus actividades con confianza de forma que ellos puedan percibirlo.

No se trata de disimular, esta necesidad de centrarse en modelar la confianza que queremos que desarrollen nuestros hijos, nos lleva comprometernos con nosotros mismos a sentir esa confianza.

No les reproches los errores a tus hijos

Cuando nuestros hijos se equivocan, lo hacen porque han tenido la valentía de intentar algo nuevo, la idea no es desmotivarlos reprochándoles que lo hicieron mal, o que no lo lograron.

Es importante que se destaquen las actitudes positivas, el interés de descubrir nuevas cosas o de descubrir nuevas formas. Hay que estimularles para que sepan y perciban que los errores no determinan nada, sino que sirven para seguir explorando.

Si queremos hijos exitosos, tengamos cuidado de no desmotivarlos, y de ayudarles a tener una perspectiva amplia en cuanto al tiempo y las oportunidades, lo que no pudieron lograr no fue a causa del error, sino que esto ha sido el resultado tangible de la valentía de intentarlo, significa que deben continuar experimentando.

Estimúlalos a tener nuevas experiencias

Si tus hijos han logrado dominar algún aspecto del crecimiento, por ejemplo cuando comienzan a caminar, lo que sigue es reforzar las actitudes que les permitieron ese logro, y acto seguido desafiarlos a tener nuevas experiencias.

Crea un sistema de recompensa y desafíos, de esa forma podrás formar en tus hijos un carácter dispuesto a asumir retos.

Tener hijos sanos y con buena actitud ante la vida depende de nuestro compromiso como padres, de manera que debemos invertir tiempo en estimularlos, en proveerles de las condiciones para que desarrollen nuevas habilidades a través de la experiencia.

Permíteles fracasar

Es cierto que debemos proteger a nuestros hijos, sin embargo, la verdadera protección consiste en darles herramientas para que puedan velar por sí mismos.

En ese sentido, es importante que nuestros hijos aprendan a fracasar, es decir, que tengan la experiencia completa. No los prives de la posibilidad de intentar acciones que probablemente no podrán dominar en el primer intento.

De lo que debemos estar atentos es de ayudarles a comprender el fracaso de una forma efectiva, para que aprendan a continuar y no desanimarse por los intentos fallidos.

Refuerza la perseverancia con elogios

Es importante reforzar cada actitud positiva que demuestren, pues de esa forma seguirán cultivándolas.

La perseverancia es una actitud necesaria para poder alcanzar las metas y objetivos, si quieres asegurarte de que tus hijos se conviertan en adultos exitosos, debes enseñarles a perseverar.

Con la perseverancia se desarrolla la habilidad de ser paciente, de hacer estrategias y no desistir. Así que elogia constantemente la perseverancia de tus hijos.

Motívalos a descubrir lo que les apasiona

Muchas personas fracasan permanentemente y sufren insatisfacciones porque no conocen cuál es el propósito de vida que tienen, no han descubierto cuál es la pasión que podría moverlos.

A medida que se va creciendo se asumen responsabilidades que ocasionalmente nos hacen desviar de nuestros sueños y pasión, hasta el punto en el que lo olvidamos. Esto ocurre generalmente porque no fuimos formados para mantener el foco en nuestra pasión.

Evítales ese futuro a tus hijos, enséñalos a descubrir su pasión, motívalos a perseguir sus sueños, de esa forma crecerán con disposición plena a desarrollar el potencial que tienen, y hacerlo con toda pasión.

Establece metas para tus hijos

Este es el último consejo que te daré por hoy. Estructura metas para tus hijos, que sean grandes y pequeñas. De esa forma irás fortaleciendo en ellos un carácter sólido y orientado a los logros.

Haz una lista de cosas que deberán ir alcanzando, con metas a corto, mediano y largo plazo. De esa forma el proceso será progresivo, y tus hijos irán adaptándose al sistema de logro.

Es así como te asegurarás de que ellos vivan siempre centrados en objetivos, y aprendan a planificar sus acciones en base a metas sistemáticas.

Estos son los consejos que he querido compartirte, aplícalos para la formación de tus hijos, y te asegurarás de formarlos con buenas actitudes garantizándoles el desarrollo de una vida plena.

Fíjate un objetivo inteligente

Hoy quiero hablarte de los objetivos. Estos son instrumentos importantes para todos los ámbitos de tu vida.

Sin objetivos no puedes trazar un plan, y si plan no tienes probabilidades de éxito, en consecuencia, sin éxito no estarás en completa satisfacción con tu vida.

Así que te pregunto:

  • ¿Sientes que todavía hay algo que te falta?
  • ¿Ya lograste tu carrera profesional, pero no ha sido como pensaste?
  • ¿Encontraste un buen trabajo de oficina, sin embargo, quieres más?
  • ¿Tienes la sensación de que no puedes y debes alcanzar más en la vida?

Déjame decirte, yo he experimentado tales sensaciones.

He estado allí…

En la soledad rodeado de muchedumbre.

En la cúspide de mi formación académica, pero con incertidumbres.

Ocupando el puesto dentro de la empresa en la que creí que me sentiría realizado, ¿y qué crees?

Continuaba esa sensación, de que todavía faltaba algo más.

La pregunta que puede transformar tu historia y hacer un antes y después es:

¿Qué estás haciendo para encontrar satisfacer esa sensación y deseo?

Necesitas trazarte objetivos para tu vida.

Lo primero es encontrar tu propósito, en otro de mis artículos encontrarás las claves para descubrir tu propósito, en esta oportunidad quiero que aprendas a través un plan una vez que has conseguido ese propósito de vida.

Existen métodos para la elaboración de objetivos, hoy te hablaré del que considero es el mejor, debido a que te permite construir objetivos inteligentes.

Se trata del método de objetivos SMART.

Sobre este método encontrarás mucha literatura en internet, así que te preguntarás qué tiene de diferente este artículo que te presento.

La diferencia está en que yo voy a explicarte cómo aplicar este método a tu propósito de vida, y no únicamente a tu emprendimiento, así que mi explicación te servirá si eres una persona interesada en emprender su propia idea de negocio o si eres alguien que quiere lograr su superación personal y desarrollar su máximo potencial.

A continuación te presento los objetivos SMART.

Objetivos S- Specific

La primera cualidad que debe tener un objetivo es que sea específico. Esto quiere decir que necesitas centrarte, enfocarte, tener claridad, y así elaborar un objetivo que te lleve a generar un plan de acción específico para cumplir con tu propósito de vida.

Te diré qué pasa con las personas que llegan al día después de su titulación en una carrera universitaria para darse cuenta que no es lo que esperaban.

Estas personas sabían que debían estudiar una carrera universitaria para poder asegurar un mejor futuro, así que su objetivo fue ese: estudiar una carrera universitaria, y se inscribieron basándose en emociones pasajeras, recomendaciones, expectativas, pero no basados en la convicción de que era lo que realmente querían estudiar.

Si sabes que tu propósito de vida es ayudar a otras personas a través de tu talento, logrando además monetizar, entonces debes luego definir cuál es ese talento y hacia qué ámbito puedes dirigirlo para poder brindar ayuda y crear un sistema de intercambio que te permita obtener dinero a través de la prestación de tu servicio.

Luego de que defines es cuál, qué y cómo, entonces debes trazarte como objetivo hacerlo posible. Eso es ser específicos.

Objetivos M- Measurable

En segundo lugar, tus objetivos debes ser medibles. Con medible me refiero a que debes crear objetivos que te permitan comparar cómo vas en relación al cumplimiento de tu propósito.

Muchas personas piensan “voy a trabajar en esa oficina y luego comenzaré mi propio negocio”. Y tienen claro que su propósito no es estar encerrados en una oficina durante una cantidad de horas diarias, pero se les olvidó delimitar qué es lo que quieren lograr durante la etapa en la oficina.

Y si no incluyes indicadores en tus objetivos, no sabrás cuándo los habrás cumplido.

Así que elaborar un objetivo SMART o inteligente en base al ejemplo anterior sería diciendo “trabajaré en esa oficina, haré el capital que necesito y entonces comenzaré mi propio negocio”. Si te fijes, podrás medir cuándo has alcanzado tu objetivo, por medio de la obtención de los recursos para comenzar tu propio negocio.

Esto aplica a todo en la vida. Necesitas tener indicadores para saber cómo vas en relación a tu objetivo.

Objetivos A- Attainable

Debes asegurarte también de que tus objetivos sean alcanzables. Tus objetivos deben centrarse en tu pasión, en qué quieres, qué deseas, pero debes tener equilibrio. Por ejemplo, si deseas viajar, y no tienes los recursos, no puedes trazarte como objetivo viajar al siguiente día, ya que eso sería más bien una fantasía cuya materialización no depende de ti.

Los objetivos inteligentes se caracterizan porque pueden ser alcanzados mediante pasos sistemáticos.

De manera que asegúrate de que tus objetivos se apeguen a la realidad. Antes de objetivos inmensamente grandes, debes trazar objetivos que te vayan permitiendo dar un paso a paso hasta lograrlos.

Objetivos R- Realist

Además de alcanzable, deben ser realistas. Deben ser objetivos que te lleven a moverte y no que te detengan.

Cuando los objetivos no son realistas, sucede que son tan imposibles que no nos señalan rutas de acción. Muchas personas tienen alguna intuición del propósito de vida, pero se separan de la realidad manteniéndose en un estado de disociación de la realidad.

Tus objetivos deben mantenerte enfocado, deben dirigirte a la acción, esta es la forma de saber que son objetivos inteligentes y realistas.

Objetivos T- Timely

Por último tus objetivos deben tener una delimitación temporal. No puedes sencillamente decir “algún día voy a desarrollar mi potencial”.

En ese caso tienes muchas tareas por hacer:

  • Definir cuál es tu potencial
  • Conocer las formas de desarrollarlo
  • Poner un plazo para el desarrollo de tu potencial

En resumen, debes ser muy específico con tus objetivos, debes formularlos de manera que puedas medir tu desempeño en el proceso del cumplimiento, debes asegurarte de que sean alcanzable y que sean tan realistas que te dirijan hacia la acción, y debes ponerle plazo.

Mi invitación es a que hagas un stop hoy mismo, piensa en tu propósito, escríbelo en una oración en tu libreta, luego transfórmalo en un objetivo tomando en cuenta los principios del método SMART.

Las bases de una sana relación

Todos queremos relaciones sanas, la pregunta es: ¿por qué no todos la tienen?

La respuesta a esa pregunta está en las bases sobre las que se construye una relación. Al igual que una edificación sólida, para triunfar en tu vida de pareja, necesitas tener bases sobre las cuáles construir tu relación de manera que sea sólida, estable y duradera.

Como todas las bases, las de una relación necesitan de mezcla de materiales que permitan su resistencia. A continuación te presentaré cuáles son los materiales que debes incluir para formar bases sólidas y construir una relación sana de pareja.

Aceptación de sus costumbres

Pongámoslo así: has conocido a tu pareja y te ha encantado, te has enamorado de ella, todo marcha bien, hasta que quieres cambiar sus costumbres.

Grave error. Cada persona es un ser individual, tiene manías, educación diferente, gustos diversos. Si te miras a ti mismo, no eres como son los demás, sino que eres completamente diferente.

Si tú eres diferente a otros, por qué no esperar lo mismo de los demás. Y más específicamente, por qué no esperar que tu pareja también sea diferente.

Cuando decides unir tu vida a alguien y ser uno con esa persona, esa unicidad no tiene que ver con que la moldees a tu estilo, o moldearte tú al estilo de tu pareja.

El secreto está en la aceptación, esto te permitirá evitar confrontaciones que no serán fructíferas. Es cierto que en momento será necesario que uno de los dos dé un paso y conceda por el beneficio común, pero esto debe ser en consenso.

Sé de mente abierta y buena disposición

Mantener una mentalidad abierta, estar dispuestos a los cambios, hacerse consciente de la evolución personal propia y de la pareja, estos son principios definitivamente necesarios para una construir una relación sana con tu pareja.

Si quieres una vida de pareja con proyección, es decir, sólida y con visión de futuro, necesidades estas cualidades.

Mantener una mente abierta te ayudará a poder estar atento ante los cambios que tu personalidad va adquiriendo. Te darás cuenta de tus cambios de humor y cuáles son los disparadores, y esto te llevará a poder identificar esos momentos y no reaccionar o accionar de forma descontrolada.

Lo mismo con tu pareja, si mantienes tu mente abierta y estás atento a sus cambios sabrás cómo debes actuar frente a tu pareja en situaciones determinadas, lo que ayudará a que haya un mejor ambiente entre los dos, donde los dos puedan convivir sin que sus cambios afecten la relación.

Estar dispuestos a trabajar cada uno en la comprensión del otro, será definitivamente uno de los materiales de mezcla más importante para la formación de las bases de una sana y fructífera relación de pareja con proyección.

Las decisiones se toman entre los dos

Este principio que llamaremos otro material para mezclar y así fundar bases sólidas para la construcción de una vida en pareja, aplica de dos formas.

En primer lugar, debes tomar en cuenta que ya no eres una persona, te has unido con tu pareja, y aunque cada uno ha de mantener sus criterios, costumbres y personalidad, en el caso de las decisiones deben tomarse entre los dos.

Consultar con tu pareja antes de decidir no te restará nada, contrario a ello te sumará y esto le dará valor a la relación. Así que acostúmbrate a consultar. Lo más importante es tener consciencia del beneficio mutuo respecto a una decisión por tomar.

En segundo lugar, no involucres a nadie externo a tu relación en la toma de decisiones a menos que sea una decisión de los dos. Es un error involucrar a los padres, tíos, primos o amigos en decisiones que competen a una pareja.

Muchas veces, con la intención de ayudar, terceros terminan originando conflictos en la relación.

Compartir con tu pareja ha de ser una prioridad

Si los momentos de compartir surgen como el después de lo demás, o la opción cuando hay tiempo, estás construyendo sobre bases débiles tu relación.

Asegúrate de que el tiempo de compartir con tu pareja sea planificado. Haz de ello una prioridad.

Cuando se panifican los momentos de compartir, se le da valor a la relación y esto crea un buen vínculo. De esa forma, cuando llegan circunstancias en las que al priorizar inevitablemente debe aplazarse un plan entre los dos esto no será inconveniente pues ambos están conscientes de que la relación tiene valor y por lo tanto solo se trata de imprevistos que deben manejarse de esa forma.

Si le das prioridad a compartir con tu pareja, evitarás que en la relación se formen problemas por la sensación de no valoración.

No dejes malos entendidos pendientes

Dejar que se acumulen los problemas, los mal entendidos, es abrir espacio para un efecto bola de nieve en la relación. El descontento en la relación se irá incrementando, a veces ni seremos consciente de ello, y cuando ya no se resista más, la avalancha será indetenible y arrasará con todo lo que esté a su paso.

Para evitar llegar a situaciones irreversibles, no dejes que el malentendido quede pendiente.

Aborda los problemas a tiempo, conversa al instante, aclara la situación. No des espacio a la duda, resentimiento o a la especulación.

Lo mejor es mantener una comunicación constante para que de esa forma no queden problemas por resolver. Mientras más pasa el tiempo, las emociones que se acumulan dificultarán que se resuelvan los problemas.

Estos son los materiales para mezclar y fundar bases sólidas para tu relación. Son principios que te permitirán desarrollar una relación sana, de esa forma podrán ser una pareja con proyección.

Las parejas que tienen consciencia de futuro, que planifican juntas, que deciden juntas tienen mayor probabilidad de éxito en la relación.

Por eso mi interés en que comprendas estos y otros principios que te llevarán a disfrutar de una relación sana, estable y duradera.

Espero que sigues cada uno de los principios y vuelvas para contarme qué tal te va con tu pareja.

Desarrolla hábitos de emprendedores exitosos

Todos tenemos un gran potencial para lograr lo que nos proponemos, entonces ¿por qué no todos alcanzan sus metas a nivel financiero?

Existen diversas razones por las que esto sucede, a continuación te voy a presentar algunas:

  • Porque algunos no se hacen conscientes del potencial que tienen
  • Debido a que ponen excusas
  • Se limitan, piensan que no es para ellos
  • Por falta de preparación
  • Porque sus hábitos no son coherentes con lo que quieren lograr

Hoy voy a centrarme en el último punto, si quieres ser un emprendedor exitoso, lo primero que debes hacer es abandonar los malos hábitos y comenzar a desarrollar hábitos que vayan en coherencia con lo que quieres lograr.

Así que voy a contarte cuáles son los hábitos comunes en las personas de éxito a nivel de emprendimiento.

Disposición al aprendizaje

La disposición hacia el aprendizaje es un hábito que debes desarrollar si quieres ser un emprendedor exitoso.

Para emprender y mantener en funcionamiento tu emprendimiento debes tener conocimiento sobre las áreas en las que desempeñas como emprendedor.

Por ejemplo, si quieres dedicarte a dar asesorías de liderazgo, necesitas conocer continuamente sobre el tema de liderazgo y desarrollar una actitud, carácter y mentalidad de líder.

Lo mismo si vas a dedicarte a vender un producto, necesitas conocer sobre estrategias de marketing y cómo presentar ese producto a tus clientes potenciales.

A lo que me refiero es que un emprendedor exitoso se caracteriza por esa disposición a conocer todo acerca del negocio que ha decidido a aprender, de esa forma siempre sabrá cómo responder ante las demandas del mercado para el posicionamiento de sus productos.

Jamás verás a un emprendedor exitoso perdiendo el tiempo, siempre estará centrado en ampliar sus conocimientos. Así que si quieres ser exitoso con tu emprendimiento comienza a capacitarte en tu área.

¿Cómo puedes hacerlo?

Puedes dedicar un par de horas diarias a la lectura, puedes escuchar un audiolibro mientras vas a tu oficina o te desplazas en tu auto para cualquier lugar, también puedes asistir a conferencias, ver webinars, hacer cursos online que te permitan especializarte en tu ámbito.

Hábitos de planificación y organización

Si algo sabe todo emprendedor exitoso es que la desorganización atrae el caos y la improvisación disminuye las probabilidades de éxito.

Un emprendedor exitoso no deja nada al azar, se preocupa por tener todo planificado, es cierto que ocasionalmente habrán imprevistos, y tocará reaccionar, pero las posibilidades de que esto sucede, e incluso la magnitud de los imprevistos, se reduce cuando se tiene todo planificado y organizado.

La razón por la que muchos emprendedores fracasan es porque no se preparan para triunfar. Comienzan un negocio y van sobre la marcha reaccionando ante los acontecimientos, es así como no tienen una capacidad de respuesta o un plan para levar hacia otro nivel el emprendimiento, y finalmente se ven tan ahogados que debes desistir e intentar otras cosas.

Necesitas invertir tiempo en planificar, en hacer un plan de acción y organizarte para que puedas cumplirlo logrando así los objetivos que te has propuesto.

Mi recomendación es que lleves contigo una agenda, aprende a usar las agendas, lleva anotaciones acerca de tu plan de acción y verifica a diario que hayas dado los pasos que has programado.

Buenos hábitos alimenticios y de descanso

Los emprendedores que han logrado el éxito saben que sin un cuerpo sano no podrán realizar las actividades que garantizarán el buen funcionamiento de sus emprendimientos.

Es por ello que cuidan el cuerpo, que se alimentan sanamente, pues someter a tu cuerpo a un ritmo de actividades extremas, asegurándote de que tu emprendimiento vaya subiendo de nivel e incrementando los ingresos, puede causar debilitamiento si no se tiene una sana alimentación.

Así que mi consejo es que visites a un nutricionista que te indique cómo debes alimentarte para poder mantener tu ritmo de trabajo, de esa forma tu cuerpo no colapsará y podrás continuar rindiendo en cada etapa de tu emprendimiento, lo que significará que nada podrá detenerte hasta lograr tus objetivos.

Pero si tu cuerpo está débil, entonces no podrás dar los pasos y lo más seguro es que tengas que paralizar tu emprendimiento retrasando tu éxito.

Lo mismo sucede con el reposo. Necesitas respetar las horas de sueño, de descanso, para que tu cuerpo pueda renovar las energías a diario y siempre estés listo para continuar con la rutina del nuevo día, acercándote cada vez más al éxito total de tu emprendimiento.

Ejercita el cuerpo y la mente

Te preguntarás qué tiene que ver el ejercicio con el emprendimiento, pues déjame decirte que mucho. Si llevas una vida sedentaria, estarás generando las condiciones ideales para el desarrollo de un buen número de enfermedades.

Los emprendedores más exitosos del mundo acostumbra a incluir en sus rutinas diarias sesiones de ejercicios. Esto les permite mantenerse activos y así evitar enfermedades como artritis, por ejemplo, que podría desmejorar la condición de vida e impedir el desarrollo del potencial debido a una mala salud.

También es importante ejercitar la mente, a través de visualizaciones, meditaciones, reflexiones, afirmaciones para que tu mentalidad se fortalezca hacia lo positivo y nada te desanime o te detenga.

Recuerda que el secreto de un emprendimiento exitoso está en la constancia, ya que nadie puede lograr algo significativo si lo abandona en el primer intento fallido.

Sé exitoso, emprende con ganas, consciente de que tienes el suficiente potencial para hacer de tu vida un éxito, para crear el negocio que has soñado, para prestar tus servicios a un buen nivel de excelencia.

Solo debes revisar tus hábitos constantemente para que no caigas en vicios de comportamiento, actitudes, mentalidad e incluso en vicios de ocupaciones que no suman al logro de tus objetivos como emprendedor.

Así que incluye en tus hábitos actividades diarias que amplíen tus conocimientos, que te permitan planificar y ordenar tu día a día, recuerda siempre que debes alimentarte bien y reposar lo suficiente diariamente para que tu cuerpo y tu mente no vayan a colapsar.

Por último, te invito a hacer una anotación de tus hábitos diarios, y compararlos con tus objetivos como emprendedor, luego pregúntate si esos hábitos de suman al cumplimiento de tales objetivos. Si la respuesta es no, entonces te toca modificar esos hábitos.

Lo que tú debes hacer para tener un familia feliz

Lo que tú debes hacer para tener un familia feliz

Tener una familia feliz es responsabilidad tuya.

Quizás esa frase te suene muy dura y directa, pero en el video de hoy quiero hacerte consciente de una gran realidad, y es que son tus decisiones y actitudes las que determinan el éxito de tu familia.

Por lo general solemos buscar culpables o responsables sin mirarnos a nosotros mismos, y eso es lo que determina el fracaso familiar.

Así que tenlo bien presente, y hazte consciente y recuérdalo siempre: la felicidad de tu familia, tener un hogar feliz, una vida familiar exitosa depende de ti.

Con esta mentalidad, podrás poner en práctica las siguientes claves para tener una familia feliz.

Tiempo y espacio para tu familia

En primer lugar genera tiempo y espacio para la unidad familiar. Para ello debes comenzar por despejar tu agenda y crear una actividad que estimule al resto de la familia a compartir en ese tiempo y espacio.

Esfuérzate por no tener elementos distractores durante ese tiempo de unidad familiar, que nada te interrumpa, nada de trabajo, estudios, amigos u otros elementos. Deben ser tú y tu familia, nada más.

Controla tu temperamento

En segundo lugar toma control de tu temperamento. No puedes exigir a los demás lo que tú no haces. Así que comienza por ti mismo. Controla tu temperamento, practica el control, no grites, no insultes, no actúes violentamente.

Para resolver los problemas en el hogar necesitas siempre conservar el buen tono, los buenos modales. De esa manera, tu ejemplo les enseñará al resto de la familia que también deben controlar sus temperamentos.

Fomenta una buena comunicación

En tercer lugar, debes fomentar la comunicación clara, directa y abierta.

Muchos problemas familiares se dan porque no hay espacios para la comunicación. Cuando, por ejemplo, cercenas el derecho de otros a comunicarte algunas cosas, porque reaccionas de forma negativa, comienzas a crear división en tu familia.

Fomenta la comunicación abierta, que todos puedan expresarse, que se respeten las diferencia. Hacer esto ayudará a que pueda haber un entendimiento y comprensión familiar a buen nivel.

Ordena tus prioridades

En cuarto lugar quiero que reflexiones sobre el tiempo. Debes tener en orden tus prioridades, y tu familia siempre debe ser lo primero.

Cuando le das el primer lugar a tu familia, logras que se estimule la unidad familiar porque tu tiempo con tu familia será respetado y esto lo valorará el resto de tu familia.

Te invito a poner en práctica este principio y verás como el resto de la familia también respetará el tiempo en familia.

Expresa tu amor

Por último, te invito a expresar tu amor.

Es probable que pienses “mi familia sabe que la amo”, o que pienses que porque trabajas, o preparas la comida o haces cualquier cosa a favor de la familia ya el amor está demostrado y es suficiente.

Pero nunca será suficiente, a pesar de todo lo que haces por el bienestar de tu familia, necesitas y ellos necesitan que expreses tu amor por cada uno de ellos.

Estas son las 5 cosas que necesitas hacer por tu familia, de esa manera podrás asegurarte de tener una familia feliz, unida y en armonía.

Te invito a practicar estos principios, créeme que funcionarán.

Tus intentos fallidos no te hacen fracasado

Tus intentos fallidos no te hacen fracasado

Es probable que tu concepto acerca de los intentos fallidos sea un tanto cruel, duro, y, por lo tanto, poco efectivo para ti y tu superación personal.

Te han enseñado a temerle a los errores. Has aprendido que si el riesgo es muy grande o si la posibilidad de fracasar es de alto porcentaje, entonces mejor no tomar acción, pues fracasar podría ser catastrófico.

De manera que, es necesario que comiences a pensar en renovar la forma en la que piensas sobre el fracaso, porque de lo contrario estarás condenándote a la parálisis, te quedarás en tu zona confort.

Quedarte en tu zona de confort amenaza tu futuro

Esto significa que perderás el control de tu vida, te encasillarás, te irás por lo seguro aunque lo seguro no sea lo que realmente quieres y para lo que estás hecho.

Debes comenzar a ver los intentos fallidos como una oportunidad de tener nuevos aprendizajes, nuevas experiencias.

Además, las probabilidades de fallar en un proyecto o emprendimiento siempre existirán, debes aprender a considerar estrategias para que tales probabilidades se reduzcan.

No le temas a salir de tu zona de confort: Prepárate

Un consejo que te doy es que armes tus estrategias, e incluyas qué hacer si alguna de las fases de tu estrategia no funciona.

De esa forma la posibilidad de fallar, lejos de detenerte, te llevará a tomar acción, a considerar otras opciones y mantenerte firme en el proyecto que te has propuesto.

Si lo que estás por hacer podría cambiar el rumbo de tu historia, por supuesto que sentirás miedo de fallar, pero la clave está en convertir ese miedo en tu aliado, y así impulsarte para seguir hacia adelante.

Por lo general nos quedamos hasta la parte de reflexionar en lo peor que podría pasar, y por eso no avanzamos con nuestro emprendimiento o proyecto personal, pero también es importante tener en cuenta qué es lo mejor que podría pasar.

Al comparar lo peor con lo mejor que podría pasar, encontrarás razones para continuar con tu estrategia, para avanzar, para no detenerte.

Esta es una forma muy efectiva de enfrentar el miedo a que un intento sea fallido, de transformar las sensaciones que despierta la posibilidad de fallar y así triunfar en todo lo que te propongas, porque cuando avanzamos hacia un objetivo nada puede detenernos, ni siquiera el fracaso.

Pon en práctica tu poder de la acción

Quiero que pienses en esto, porque tu superación personal depende de tu poder de acción y para poder aprovechar este poder necesitas por supuesto tomar acción, actuar sin que el miedo a fallar te paralice, sino tomando en cuenta todas las variables para que tu plan sea perfecto y puedas reducir un impacto negativo.

Te invito a conocer más explorando mi página, tengo una serie de recursos que, estoy seguro, contribuirán con tu superación personal.

Construye una relación sobre la base de la felicidad

Construye una relación sobre la base de la felicidad

La pareja perfecta es lo que todos anhelamos. Alguien que corresponda nuestro sentimiento, que nos respete, que nos ame, que sea nuestro soporte, nuestro apoyo, cuyo interés primordial sea nuestro bienestar.

¿No has soñado con conseguir una pareja que cumpla con esas características y con quien sientas que has encontrado a la persona perfecta para pasar el resto de tus días a su lado?

La verdad es que ese es un deseo ardiente en el corazón de todos.

Pero lo cierto es que cada quien puede tener ciertas preferencias en relación a la pareja perfecta, así que no basta con un estereotipo, no se trata de ver un catálogo del mercado del amor y decir “esta es la pareja perfecta”.

Si eres una de esas personas que quiere encontrar a su pareja perfecta y no sabes cómo ni dónde buscarla, entonces debes descubrir cuáles son los rasgos que debe tener la pareja perfecta para ti.

Claridad: indispensable para conseguir tu pareja ideal

Te propongo como ejercicio que te hagas una lista en una libreta, y allí comiences a enumerar las cualidades que debe tener tu pareja perfecta, desde lo sentimental hasta sus destrezas físicas, su profesión, sus intereses, los deportes que deben gustarles.

Cuando tienes claridad en relación a lo que deseas estás en capacidad de encontrar eso que deseas. E igualmente funciona en las relaciones de amor. Muchas personas terminan casadas o planteándose una relación con una persona que realmente no les agrada, se sienten atraídas en un nivel que desconocen pero no les gusta lo que hacen, tampoco cómo les trata o sus aspiraciones, y si te preguntas por qué entonces están con esa persona si no es su pareja perfecta, la respuesta es sencilla: porque no saben qué quieren.

Entonces tener claridad es lo fundamental para encontrar tu pareja perfecta. Pero hay otro punto que es también muy importante para lograr encontrar tu pareja perfecta y ese es: procura ser una pareja perfecta.

¿Quieres una pareja perfecta? ¿Y qué de tu perfección?

Ya que tienes una lista sobre las cualidades que debe tener tu pareja perfecta, por qué no comparas esa lista con tus cualidades, características, virtudes, valores. Es muy fácil exigir a otras personas ser como te gustaría que sean, pero qué hay de ti. ¿Eres la pareja perfecta para esa persona perfecta para ser tu pareja? Piensa en esta pregunta, reflexiona y comienza a hacer los ajustes necesarios en tu propia personalidad.

Debes tener la certeza de que tú mereces ser feliz. A medida que vamos creciendo muchas creencias negativas se van alojando en nuestra mente. La falta de una educación respecto a la mentalidad correcta con la que debemos afrontar la vida nos hace acumular una serie de convicciones erradas respecto a nosotros mismos.

Estas creencias negativas suelen ser llamadas también creencias limitantes, debido al efecto que causa en nosotros, nos limitan en muchos sentidos. Es así como muchas personas crecen convencidas de que no merecen ser feliz, y deben conformarse con una relación tóxica y dañina, en la que no obtienen amor y cariño sino más bien sufrimiento.

Pero eso no es cierto, si en lo más profundo de tu ser tienes pensamientos como esos que te limitan a una vida amorosa conflictiva, entonces hazte consciente de que eso es un problema y comienza a transformar esos pensamientos en otros más correctos y positivos.

Refuerza tu autoestima

La autoestima es muy importante para relacionarnos, ya que si tienes un bajo concepto de ti entonces vas a generar que otros los tengan también. Debes tener asertividad, saber qué es lo que mereces y ser capaz de exigirlo. Para eso necesitas tener un concepto elevado de ti, saber que eres una persona valiosa, que merece lo mejor y que merece una relación feliz.

Cuando te haces consciente de lo anterior estarás dando un primer paso. Recuerda la autoestima y la asertividad. Pero también es importante que en la misma medida en la que te valoras también valores a tu pareja.

Lo mágica de las relaciones es que se da lo que se recibe, se cosecha lo que se siembra.

Una relación feliz se construye sobre la base del respeto, la consideración, la empatía, la confianza, la honestidad. Si practicas estos valores con tu pareja, la estarás educando para que también los aplique contigo, y el resultado será una relación feliz.

Triunfar con tu emprendimiento depende de ti

Triunfar con tu emprendimiento depende de ti

Como emprendedores debemos enfrentar diversas situaciones y vencer obstáculos. Debes enfrentar costos, condiciones desfavorables, variables, entre muchos otros elementos, pero el obstáculo más grande, y la situación más grave se llama: voces internas.

Me refiero a las voces que no te pertenecen, que no es tu voz, que no es ni siquiera tu convicción, pero que se han incrustado en tu sistema de creencias hasta hacerte creer que esas voces son tuyas.

Es así como nos detenemos creyendo que “nuestra intuición” así nos lo indica.

Silencia las voces externas

Hoy quiero que entiendas que necesitas hacer callar las voces externas que hablan desde ti, porque de esa forma podrás vencer y lograr llevar un emprendimiento exitoso.

Estas voces son una programación negativa que se ha adueñado de gran parte de la sociedad.

Cuando un individuo se propone emprender, estas voces le dirán que lo mejor es que se quede con un trabajo seguro, que busque trabajo en una oficina y no se arriesgue con un emprendimiento porque esto no genera seguridad.

Poco a poco esas voces se incrustan en nuestro sistema de creencias y cuando nos damos cuenta repetimos todo lo que los demás nos han dicho, y hacemos lo que realmente no nos gusta hacer.

Tienes que identificar esas voces, tienes que descubrirlas, tienes que detenerlas, vencerlas, silenciarlas.

Puedes hacerlo, haciéndote consciente de que están allí y de que no son tu voz.

Estas voces van en contra de tus verdaderos deseos. Dicen que te protegen, son consejos aparentemente favorables para ti, pero de una forma muy disimulada te alejan de tus sueños.

Desarrolla tu potencial ilimitado

Todos tenemos un extraordinario potencial como emprendedores, pero si no silenciamos estas voces, terminaremos apagando este potencial.

Estas voces dicen cosas como “mejor ve por lo seguro”, “no te arriesgues, es peligroso”, “piensa bien en lo que podrías perder”, entre otras cosas.

Ignorarlas no es suficiente. Porque seguirán sonando y sonando hasta que finalmente te convencerán de retroceder o detenerte.

Así que no te hagas el sordo, sino que enfrenta a estas voces siempre que se presenten, porque así es como lograrás silenciarlas y ser libre.

Argumenta en contra de las voces.

Argumenta en contra de las voces, cuando lleguen en forma de pensamiento y escuches un “no podrás hacerlo porque no estás preparado”, entonces argumenta, di para ti mismo “puede que no esté preparado, pero tengo conocimiento, y voy a prepararme, pero nada me detendrá, podrá hacerlo”.

Es así como irás condicionándote a vencer, a avanzar y jamás a detenerte.

Es mi deseo que puedas silenciar esas voces internas que realmente no son tuyas, y puedas descubrir tu voz, tu pasión, tu deseo.

Por eso te invito a explorar mi web, pues tengo material que te guiará a emprender exitosamente, fundamentado en principios que funcionan, que te ayudarán a emprender a buen nivel.