¿Cómo afrontar los conflictos que surgen en las relaciones de pareja?

¿Cómo afrontar los conflictos que surgen en las relaciones de pareja?

Las relaciones de parejas no son fáciles.

El hecho de que dos personas se unan en un sentimiento y decidan compartir a diario o mantener una relación íntima supone de por sí la unión de dos caracteres distintos, de emociones que pueden chocar, de gustos que no siempre coincidirán, de historias detrás de cada personalidad e incluso de dos personalidades en construcción.

De manera que los conflictos en el amor podrían ser más normales de lo que imaginamos. Sin embargo, no tienen por qué suponer constantemente una amenaza para la relación.

Lleva los conflictos positivamente

Los conflictos en el amor pueden llevarse de una manera positiva, es necesario que así sea. Pueden ser impases que lleven al fortalecimiento de la relación, que permitan descubrir nuevos rasgos en ambas partes, llegar a puntos de comprensión para que la relación siga creciendo de una manera sólida.

La gran pregunta es cómo llegar a ese nivel en el que los conflictos en el amor lejos de amenazar la estabilidad de la relación la lleve al fortalecimiento.

Lo primero es saber que hay conflictos que pueden y deben evitarse. Por ejemplo, poner tu relación en peligro a causa de la infidelidad es uno de los conflictos en el amor que pueden y deben evitarse. Ya que ese sería un conflicto que hable de la falta de amor más que de otra cosa.

Piensa siempre en el bienestar mutuo

Si hay amor entre una pareja no habrá jamás intención de poner a la otra parte en una situación de sufrimiento y dolor, así como no habrá jamás intención de poner la relación misma en peligro por una decisión o un comportamiento negativo.

Así que si quieres evitar los conflictos en el amor que podrían ser nocivos para la relación, debes pensar en todo momento en qué es lo mejor para ambos. Cuando la pareja por completo mantiene esta mentalidad, entonces se desarrolla una relación sana.

Afronta los conflictos con madurez

Ahora bien los conflictos no siempre son intencionales, hay otros que surgen debido a malos entendidos, a causa del humor en determinado momento, debido a desacuerdos en relación a un punto.

Lo mejor para que los conflictos en el amor no afecten negativamente la relación es afrontar tales conflictos con un alto nivel de madurez, buscando siempre una solución que satisfaga a ambas partes, que existe un nivel continuo de comunicación y la determinación de querer lo mejor para el crecimiento de la relación.

Dos factores para llevar una buena relación de pareja

El primero de esos factores es la libertad. El amor con libertad es amor verdadero, y cuando se toma en cuenta la libertad y se genera y se permite en una relación entonces las cosas marcharán bien.

Amar y dar libertad significa que la pareja pueda tener espacio para cada uno de sus intereses particulares. Controlar lo que hace tu pareja no le hace bien a la relación.

En este punto interviene el segundo factor, pues para que la libertad en una relación de pareja pueda ser posible debe existir confianza. Si no hay confianza entonces se generarán situaciones incomodas y tóxicas para la relación.

El amor con libertad y confianza es la condición más ideal para nosotros, es a lo que debemos aspirar. Por lo tanto debemos siempre demostrar que somos honestos, transparentes, que nuestra intención es que la relación se haga sólida y que haya un crecimiento como pareja.

Si llegamos a ese nivel de amor con libertad y confianza entonces podremos disfrutar de la mejor experiencia en el amor. Así que trabaja en estos dos factores en tu relación.