Tus intentos fallidos no te hacen fracasado

Tus intentos fallidos no te hacen fracasado

Es probable que tu concepto acerca de los intentos fallidos sea un tanto cruel, duro, y, por lo tanto, poco efectivo para ti y tu superación personal.

Te han enseñado a temerle a los errores. Has aprendido que si el riesgo es muy grande o si la posibilidad de fracasar es de alto porcentaje, entonces mejor no tomar acción, pues fracasar podría ser catastrófico.

De manera que, es necesario que comiences a pensar en renovar la forma en la que piensas sobre el fracaso, porque de lo contrario estarás condenándote a la parálisis, te quedarás en tu zona confort.

Quedarte en tu zona de confort amenaza tu futuro

Esto significa que perderás el control de tu vida, te encasillarás, te irás por lo seguro aunque lo seguro no sea lo que realmente quieres y para lo que estás hecho.

Debes comenzar a ver los intentos fallidos como una oportunidad de tener nuevos aprendizajes, nuevas experiencias.

Además, las probabilidades de fallar en un proyecto o emprendimiento siempre existirán, debes aprender a considerar estrategias para que tales probabilidades se reduzcan.

No le temas a salir de tu zona de confort: Prepárate

Un consejo que te doy es que armes tus estrategias, e incluyas qué hacer si alguna de las fases de tu estrategia no funciona.

De esa forma la posibilidad de fallar, lejos de detenerte, te llevará a tomar acción, a considerar otras opciones y mantenerte firme en el proyecto que te has propuesto.

Si lo que estás por hacer podría cambiar el rumbo de tu historia, por supuesto que sentirás miedo de fallar, pero la clave está en convertir ese miedo en tu aliado, y así impulsarte para seguir hacia adelante.

Por lo general nos quedamos hasta la parte de reflexionar en lo peor que podría pasar, y por eso no avanzamos con nuestro emprendimiento o proyecto personal, pero también es importante tener en cuenta qué es lo mejor que podría pasar.

Al comparar lo peor con lo mejor que podría pasar, encontrarás razones para continuar con tu estrategia, para avanzar, para no detenerte.

Esta es una forma muy efectiva de enfrentar el miedo a que un intento sea fallido, de transformar las sensaciones que despierta la posibilidad de fallar y así triunfar en todo lo que te propongas, porque cuando avanzamos hacia un objetivo nada puede detenernos, ni siquiera el fracaso.

Pon en práctica tu poder de la acción

Quiero que pienses en esto, porque tu superación personal depende de tu poder de acción y para poder aprovechar este poder necesitas por supuesto tomar acción, actuar sin que el miedo a fallar te paralice, sino tomando en cuenta todas las variables para que tu plan sea perfecto y puedas reducir un impacto negativo.

Te invito a conocer más explorando mi página, tengo una serie de recursos que, estoy seguro, contribuirán con tu superación personal.