En el emprendimiento algo está asegurado: hay momentos buenos y otros no tanto. Y quiero que te hagas consciente de lo que acabo de escribir: momentos buenos y otros no tanto.

Los momentos malos no existen para un emprendedor que ha comprendido la importancia del aprendizaje como una de las herramientas para impulsar el emprendimiento.

Eso es el aprendizaje, una herramienta. Los momentos que otros podrían considerar malos, son en realidad oportunidades para aprender, y ese aprendizaje puedes llevarlo a la práctica para evitar que circunstancias no tan buenas vuelvan a repetirse.

Bajo este enfoque un emprendedor desarrolla la resiliencia, que es la capacidad y fortaleza para poder cruzar una circunstancia adversa sin que esta le derrumbe.

Esa debe ser tu meta, pues cuando te dejas vencer por alguna circunstancia, estás rindiéndote y rendirse no te llevará a ningún lugar hacia adelante, sino que significa un retroceso. Y ningún emprendedor llega hacia el éxito caminando en sentido contrario.

De manera que todo emprendedor debe estar preparado para los altos y bajos, y su éxito dependerá de la capacidad de adaptarse a los tiempos difíciles y a la vez diseñar estrategias que permitan aprovechar esos momentos para fortalecer sus habilidades y desarrollar otras nuevas.

Las quejas solo incrementan y profundizan las crisis, así que mi consejo es que aprendas a mirar con perspectiva, optimismo y a encontrar nuevas oportunidades.

Por eso hoy voy a hablarte de la resiliencia, pero no voy a darte un concepto inútil, mi interés es que aprendas a desarrollar esta cualidad imprescindible para un emprendedor exitoso, y por ello te daré 5 pasos para desarrollar la resiliencia:

Primer paso: Ser positivo

La actitud positiva es lo ideal para poder afrontar todo tipo de circunstancias. Cuando permitimos que algún obstáculo empañe nuestra forma de ver la vida, haciéndonos dudar de nuestras capacidades o decisiones, lo que sigue serán pasos con dudas, angustia, estrés y por lo tanto decisiones no acertadas.

Es por eso que necesitas desarrollar una actitud positiva, de esa forma podrás enfocarte y centrarte en vencer los obstáculos, en pasar la etapa que te ha tocado, y encontrar en ello lecciones positivas para continuar con tu emprendimiento.

La resiliencia es una cualidad que te permite mantenerte en pie y estar enfocado, que te ayuda a no desmayar a pesar de las circunstancia, desarrollarla dependerá de que seas capaz de buscar soluciones. Una mente nublada por el negativismo no puede enfocarse en soluciones, sino que se ahoga en lamentos y queja, restando productividad y proactividad.

Así que en primer lugar, sé positivo siempre.

Segundo paso: No pierdas de vista la realidad

En la vida debemos aprender a ser objetivos, y a confiar en nuestra subjetividad siempre y cuando esta no nos haga despegar de la realidad.

En situaciones de desesperación muchas personas comienzan a ver monstruos donde no los hay. Es así como algunos emprendedores comienzan con sus emprendimientos, tienen una buena primera racha, continúan y enfrentan un par de obstáculos y entonces ven proyecciones negativas, olvidando que la realidad se construye y no está escrita.

Por lo tanto, es importante que ante las circunstancias adversas puedas mantener una mentalidad equilibrada para evaluar que efectivamente atraviesas una crisis, pero que las crisis no son eternas y permanentes, sino que son ciclos que pueden dejarte una lección de mucho valor para continuar tu crecimiento como emprendedor.

Tercer paso: Confía en tus habilidades

Cuando pierdes la confianza en ti, estás a un paso de ver cómo tu emprendimiento se derrumba, es por ello que debes mantener la confianza en tus habilidades.

La resiliencia depende de ti, es una cualidad que se desarrolla, y para lograr tal desarrollo es necesario que uses tus habilidades para poder enfrentar las circunstancias que se presentan como adversas y los obstáculos que pueden impedir el desarrollo de tu emprendimiento.

Si dejas de creer en tu potencial es lógico que te paralices frente a las dificultades. Muchos emprendedores se llenan de miedo para realizar otros intentos porque han fracaso en el primero. Esto les impide disfrutar las victorias que esperan ser conquistadas. Siempre debes estar dispuesto a dar un paso hacia adelante, a pesar de los fracasos.

Que los fracasos se conviertan para ti en momentos de aprendizajes para continuar desarrollando tus habilidades y así lograr los objetivos. Esta perspectiva te permitirá mantener la confianza en ti mismo y nada podrá derrotarte.

Cuarto paso: Trázate metas y objetivos

Para desarrollar la resiliencia, necesitas mantenerte enfocado en metas y objetivos. Una persona que tiene una razón para continuar, no se detendrá jamás.

Pero si pierdes el enfoque y te convences de que no tienes razón para seguir, lógicamente no seguirás con tu emprendimiento.

Los momentos difíciles son ideales para entrenar la actitud. Son especiales para reconsiderar las metas, no para eliminarlas, sino para optimizarlas.

Así que mantén una actitud proactiva, creando cada vez nuevas metas nuevos objetivos, para trazar al mismo tiempo planes que te permitan avanzar.

Quinto paso: Actúa

Ser pasivos en momento de crisis no es una solución ni una forma correcta para asumir tal momento, ya que la pasividad te hace profundizar en la crisis. Ten presente que las circunstancias no pasan solas, tú debes buscar soluciones e implementarlas.

Si tu negocio no vende, entonces necesitas conocer estrategias de ventas más efectivas, buscar asesorías, aliados, pero jamás quedarte inmóvil.

Tienes que actuar, tienes que hacer que las cosas sucedan. Una persona que conoce el principio de la acción, es una que ha logrado desarrollar resiliencia.

Con estos 5 pasos que te he descrito podrás desarrollar resiliencia, tan solo debes incorporarlos a tu estilo de vida.

Recuerda que no se trata de dar un paso sí y otro no, debes darlos uno tras otros, desde ser positivos hasta actuar en medio de las circunstancias desfavorables. Tú puedes vencer todo lo que se oponga a tu éxito como emprendedor.

Sé que tienes el potencial, así que activa tu disposición a ser un emprendedor exitoso y nada te detendrá.