Lleva tu emprendimiento a otro nivel con estos consejos

Muchas personas escuchan hablar de gente de éxito y quieren alcanzar el éxito también.

Pero, ¿qué estás haciendo para alcanzarlo?

El éxito es para todos, todos los emprendedores pueden alcanzar el éxito, tan solo necesitan saber cómo hacerlo.

Es por eso que hoy quiero darte unos consejos prácticos, que puedas implementar para hacer crecer tu emprendimiento, y puedas ir alcanzando tus objetivos.

Porque emprender es una acción de continuo movimientos, de aprendizajes, de aplicación. No se trata de estar afanados, sino enfocados.

Hoy quiero darte consejos para que puedas ajustar tu nivel de emprendimiento, que además son ideales para tu desarrollo personal, puesto que un emprendedor exitoso es aquel que ha sido capaz de identificar su potencial y llevar su emprendimiento a altos niveles de resultados.

Toma en cuenta los siguientes consejos y llevarás tu emprendimiento a otro nivel.

Consejo # 1: Agudiza tu sentido de la oportunidad

Existen momentos que son claves para el emprendimiento. Si quieres ser exitoso tienes que aprovechar esos momentos.

Identificarlos es la primera clave para aprovecharlos. Y la forma de hacerlo es teniendo bien claro tu enfoque, de esa forma podrás evaluar rápidamente cuándo tomar una oportunidad podría ser de beneficio para tus objetivos.

Los emprendedores exitosos no improvisan, incluso sus decisiones rápidas obedecen al enfoque que tienen.

Consejo # 2: Organiza y planifica

Hablo continuamente de la necesidad de organizarte y de planificar, te preguntarás por qué. La razón es sencilla, mientras más organización tengas más control tendrás sobre las cosas.

Tener control sobre tu emprendimiento es imprescindible. No puedes pretender lograr objetivos si no has organizado tu estrategia y planificado la acción.

Así que desde hoy ajusta tu capacidad de organizarte, no permitas que las cosas se derrumben tan solo porque no has previsto todo.

Consejo # 3: Trabaja con pasión

Si no te gusta emprender, mejor no lo hagas, el emprendimiento es para gente apasionada, que sabe lo que quiere, que desea avanzar, que tiene ganas de comerse el mundo.

Por lo tanto, si quieres tener éxito entonces emprende con pasión. La pasión no te permitirá abandonar, no te dejará desistir, la pasión te guiará siempre hacia adelante, te llevará a encontrar formas de hacer crecer tu emprendimiento.

Para tener éxito con tu emprendimiento, pregúntate si de verdad eso es lo que deseas, si lo que haces es lo que va con tu pasión, si la respuesta es un no entonces tienes que conseguir qué es lo que mueve tu corazón y emprender en base a ello.

Consejo # 4: Ten valentía

Una cosa es no tener miedo y otra ser valiente. Jamás dejarás de sufrir miedo, pero sí puedes aprender a enfrentarlos. En esto último debes enfocarte. Negar los miedos te hará tomar actitudes que no son beneficiosas para tu emprendimiento.

Una persona que niega sus miedos, también se ciega ante sus debilidades y esto puede atraer o provocar el fracaso.

Se valiente, actúa siempre en coherencia a tus objetivos. Eso es valentía, que a pesar de los riesgos puedas evaluar las circunstancias y tomar acción en base a un plan con altas probabilidades de éxito. Este es mi cuarto consejo, y sobre este tema podrás leer pronto otro artículo.

Consejo # 5: Estimula tu creatividad

Una persona exitosa es creativa, la creatividad es invención y creación. Así que en resumen, si quieres ser un emprendedor exitoso entonces debes estimular tu capacidad de invención y creación.

No me refiero a que necesitas ser un artista, o un escritor o un diseñador. Pero sí debes tener la capacidad de poder reunir los recursos que necesitas para llevar a cabo tus estrategias y emprendimiento mediante acciones que sean ideales para obtener resultados.

Mi invitación es a que expandas tu rango de conocimiento en el área de tu emprendimiento, de esa forma estimularás tu creatividad, pues mientras más conocimientos más soluciones puedes generar.

Consejo # 6: Sé consciente del poder de tus decisiones

Cada una de tus decisiones causa reacciones. Así que debes hacerte consciente del poder de tus decisiones.

Cuando decides tomar acción y hacer una inversión, esa decisión y acción generan reacciones que pueden ser favorables o desfavorables. Todo dependerá de cuán consciente estés de la decisión que has tomado.

Una persona consciente evaluará las opciones, los riesgos, las probabilidades y entonces tomará una decisión que le dará resultados positivos. Esa es la diferencia de un emprendedor que comprende lo determinante que son sus acciones y decisiones. Si quieres éxito, sé consciente de tu papel en la materialización de tu éxito.

Consejo # 7: Sé un líder

Por último quiero aconsejarte respecto a tu liderazgo. Hay emprendedores que no son consciente del rol que les corresponde para el desarrollo del emprendimiento, y esto hace que se queden por debajo de la competencia.

Tienes que saber que el mercado es una competencia, uno en la que para ganar debes posicionarte como una opción resaltante para tu público objetivo, una persona que no se hace consciente de esta realidad, incursiona en el mercado sin herramientas y sin recursos, también sin la capacidad de liderar el rumbo de su emprendimiento.

Tu emprendimiento depende de ti y de nadie más. Por eso eres tú quien debe decidir, quien debe actuar, quien debe buscar las oportunidades. Dejar al azar el éxito de tu emprendimiento equivale al fracaso. Necesitas una actitud aguerrida, de conquista, de toma de acción, necesitas convertirte en un líder.

Estos son los consejos con los que lograrás posicionar tu emprendimiento. Toma en cuenta que el éxito de tu negocio se mide por los ingresos que genera por las oportunidades que aprovechas, por el alcance que tiene, su posicionamiento en el mercado y por la confianza que le genera al público objetivo.

Así que enfócate en alcanzar esas variables de medición, para que puedas tener éxito, lo que resultará en tu libertad financiera, tu calidad de vida y la de tu familia. Es posible emprender con éxito, es posible lograr los objetivos que te trazas, sigue estos consejos, ponlos en práctica y verás cómo tu emprendimiento dará resultados.

La resiliencia: Una cualidad necesaria para emprender

En el emprendimiento algo está asegurado: hay momentos buenos y otros no tanto. Y quiero que te hagas consciente de lo que acabo de escribir: momentos buenos y otros no tanto.

Los momentos malos no existen para un emprendedor que ha comprendido la importancia del aprendizaje como una de las herramientas para impulsar el emprendimiento.

Eso es el aprendizaje, una herramienta. Los momentos que otros podrían considerar malos, son en realidad oportunidades para aprender, y ese aprendizaje puedes llevarlo a la práctica para evitar que circunstancias no tan buenas vuelvan a repetirse.

Bajo este enfoque un emprendedor desarrolla la resiliencia, que es la capacidad y fortaleza para poder cruzar una circunstancia adversa sin que esta le derrumbe.

Esa debe ser tu meta, pues cuando te dejas vencer por alguna circunstancia, estás rindiéndote y rendirse no te llevará a ningún lugar hacia adelante, sino que significa un retroceso. Y ningún emprendedor llega hacia el éxito caminando en sentido contrario.

De manera que todo emprendedor debe estar preparado para los altos y bajos, y su éxito dependerá de la capacidad de adaptarse a los tiempos difíciles y a la vez diseñar estrategias que permitan aprovechar esos momentos para fortalecer sus habilidades y desarrollar otras nuevas.

Las quejas solo incrementan y profundizan las crisis, así que mi consejo es que aprendas a mirar con perspectiva, optimismo y a encontrar nuevas oportunidades.

Por eso hoy voy a hablarte de la resiliencia, pero no voy a darte un concepto inútil, mi interés es que aprendas a desarrollar esta cualidad imprescindible para un emprendedor exitoso, y por ello te daré 5 pasos para desarrollar la resiliencia:

Primer paso: Ser positivo

La actitud positiva es lo ideal para poder afrontar todo tipo de circunstancias. Cuando permitimos que algún obstáculo empañe nuestra forma de ver la vida, haciéndonos dudar de nuestras capacidades o decisiones, lo que sigue serán pasos con dudas, angustia, estrés y por lo tanto decisiones no acertadas.

Es por eso que necesitas desarrollar una actitud positiva, de esa forma podrás enfocarte y centrarte en vencer los obstáculos, en pasar la etapa que te ha tocado, y encontrar en ello lecciones positivas para continuar con tu emprendimiento.

La resiliencia es una cualidad que te permite mantenerte en pie y estar enfocado, que te ayuda a no desmayar a pesar de las circunstancia, desarrollarla dependerá de que seas capaz de buscar soluciones. Una mente nublada por el negativismo no puede enfocarse en soluciones, sino que se ahoga en lamentos y queja, restando productividad y proactividad.

Así que en primer lugar, sé positivo siempre.

Segundo paso: No pierdas de vista la realidad

En la vida debemos aprender a ser objetivos, y a confiar en nuestra subjetividad siempre y cuando esta no nos haga despegar de la realidad.

En situaciones de desesperación muchas personas comienzan a ver monstruos donde no los hay. Es así como algunos emprendedores comienzan con sus emprendimientos, tienen una buena primera racha, continúan y enfrentan un par de obstáculos y entonces ven proyecciones negativas, olvidando que la realidad se construye y no está escrita.

Por lo tanto, es importante que ante las circunstancias adversas puedas mantener una mentalidad equilibrada para evaluar que efectivamente atraviesas una crisis, pero que las crisis no son eternas y permanentes, sino que son ciclos que pueden dejarte una lección de mucho valor para continuar tu crecimiento como emprendedor.

Tercer paso: Confía en tus habilidades

Cuando pierdes la confianza en ti, estás a un paso de ver cómo tu emprendimiento se derrumba, es por ello que debes mantener la confianza en tus habilidades.

La resiliencia depende de ti, es una cualidad que se desarrolla, y para lograr tal desarrollo es necesario que uses tus habilidades para poder enfrentar las circunstancias que se presentan como adversas y los obstáculos que pueden impedir el desarrollo de tu emprendimiento.

Si dejas de creer en tu potencial es lógico que te paralices frente a las dificultades. Muchos emprendedores se llenan de miedo para realizar otros intentos porque han fracaso en el primero. Esto les impide disfrutar las victorias que esperan ser conquistadas. Siempre debes estar dispuesto a dar un paso hacia adelante, a pesar de los fracasos.

Que los fracasos se conviertan para ti en momentos de aprendizajes para continuar desarrollando tus habilidades y así lograr los objetivos. Esta perspectiva te permitirá mantener la confianza en ti mismo y nada podrá derrotarte.

Cuarto paso: Trázate metas y objetivos

Para desarrollar la resiliencia, necesitas mantenerte enfocado en metas y objetivos. Una persona que tiene una razón para continuar, no se detendrá jamás.

Pero si pierdes el enfoque y te convences de que no tienes razón para seguir, lógicamente no seguirás con tu emprendimiento.

Los momentos difíciles son ideales para entrenar la actitud. Son especiales para reconsiderar las metas, no para eliminarlas, sino para optimizarlas.

Así que mantén una actitud proactiva, creando cada vez nuevas metas nuevos objetivos, para trazar al mismo tiempo planes que te permitan avanzar.

Quinto paso: Actúa

Ser pasivos en momento de crisis no es una solución ni una forma correcta para asumir tal momento, ya que la pasividad te hace profundizar en la crisis. Ten presente que las circunstancias no pasan solas, tú debes buscar soluciones e implementarlas.

Si tu negocio no vende, entonces necesitas conocer estrategias de ventas más efectivas, buscar asesorías, aliados, pero jamás quedarte inmóvil.

Tienes que actuar, tienes que hacer que las cosas sucedan. Una persona que conoce el principio de la acción, es una que ha logrado desarrollar resiliencia.

Con estos 5 pasos que te he descrito podrás desarrollar resiliencia, tan solo debes incorporarlos a tu estilo de vida.

Recuerda que no se trata de dar un paso sí y otro no, debes darlos uno tras otros, desde ser positivos hasta actuar en medio de las circunstancias desfavorables. Tú puedes vencer todo lo que se oponga a tu éxito como emprendedor.

Sé que tienes el potencial, así que activa tu disposición a ser un emprendedor exitoso y nada te detendrá.

5 actitudes en las que debes trabajar para ser un emprendedor exitoso

Seguramente ya lo sabes: ser emprendedor es todo un reto. Trabajar en tu sueño, para hacerlo realidad, y que puedas dedicarte a tiempo completo en él, es una labor que debe ser premiada. Y lo será, créeme, porque cuando finalmente estés logrando tus objetivos, el premio serán los buenos resultados.

Hay que ir paso a paso, a veces nos afanamos y con mucha razón, pues queremos ya ver cumplidas todas nuestras metas, pero para que esto sea posible debemos ir un paso a la vez, para así dar pasos sólidos que en conjunto puedan construir la realidad que deseamos.

En este sentido es importante que consolides tus actitudes, que todas tus actitudes sean coherentes con tu emprendimiento. No puedes o no debes ser emprendedor y apenas se presente el primer obstáculo rendirte, pues eso te llevaría a ir de proyecto en proyecto y jamás lograrías nada por la indecisión y la falta de constancia.

Es por eso que tienes que trabajar en actitudes que te permitan mantenerte en la dirección correcta.

A continuación te hablaré de 5 actitudes básicas para que puedas ser un emprendedor exitoso.

Primera actitud: Buena disposición ante los cambios

El mercado siempre cambia, así que debes aprender a adaptarte, no me refiero a que cambies el enfoque de tu emprendimiento, o a que taches tus objetivos y traces nuevos. Aunque eventualmente siempre deberás revisar tus objetivos y ajustarlos a medida que vas creciendo como emprendedor.

Pero a lo que me refiero es a que a medida que el mercado evoluciona, tú también tendrás que hacerlo.

Tendrás que mejorar tus estrategias para posicionar tu emprendimiento, tendrás que mejorar tu producto o servicio, tendrás que analizar tus debilidades y tus fortalezas, las oportunidades que tienes en el mercado y las amenazas, así podrás enfrentar cada uno de los imprevistos.

Debes aprender a adaptarte al cambio, de tal forma que no te quedes obsoleto. Aprende a controlar el estrés a causa del cambio.

Segunda actitud: Tener iniciativa

Si algo jamás debe permitirse un emprendedor, es limitarse a reaccionar ante las circunstancias.

Para ser exitoso debes aprender a tomar acción inmediata y producir las condiciones que quieres para tu emprendimiento.

Cuando te conviertes en un reaccionario, pierdes control. Por lo tanto no podrás trazar planes, porque tu tiempo estará ocupado en reaccionar. Lo peor de todo esto es que hay emprendedores que se han habituado a reaccionar, es por ello que no suben de nivel, se quedan atrás y terminan quebrando sus emprendimientos.

Sé proactivo, haz que las cosas sucedan, ten siempre un plan para ejecutar, toma el control tanto de tu vida, tus estrategias, como de los resultados.

De esa forma llevarás tu emprendimiento a otro nivel y nada podrá amenazar tu emprendimiento porque estarás siempre preparado para todo lo que se presente.

Tercera actitud: Sé creativo

La creatividad es indispensable para todo emprendedor. Es necesaria porque necesitarás siempre darle un giro a tu emprendimiento.

Ante ciertas circunstancias los emprendedores con menos experiencia y que no cuentan con la asesoría necesaria, terminan abandonando. Este se debe a que no han desarrolla la actitud de ser creativos incluso bajo presión.

Es importante que siempre alternes entre diversas soluciones. Si tu emprendimiento está pasando por una etapa en la que no se producen ventas, la decisión correcta no es cerrar tu emprendimiento sino buscar estrategias para poder producir ventas, de tal forma que así puedas aprovechar la crisis para producir nuevas formas de posicionarte y encontrar estrategias que podrán servirte en otras condiciones similares.

Sé creativo, es un mandamiento para todo emprendedor.

Cuarta actitud: Disposición para establecer negocios

No todos nacen con la habilidad para negociar, y no es cierto que es una habilidad netamente innata. Se puede y se debe aprender a negociar, y esta actitud depende de tu actitud.

Debes practicar a diario, salir a la búsqueda de nuevos clientes cada día, de presentar tu negocio, de saber en qué momento ceder en relación a ciertas condiciones o al costo, para comenzar una relación con un nuevo cliente que después te permita hacer un ajuste a tu favor.

Aprende a ser un buen negociante, haz cursos, lee literatura que te ayude, busca asesoramiento. Mantente siempre a la búsqueda de clientes potenciales que puedan interesarse en tu emprendimiento para convertirse en tus clientes.

Quinta actitud: Disciplina

Por último, si quieres ser un emprendedor exitoso, lograr tus objetivos, obtener buenos resultados, ver cómo tu emprendimiento crece y se posiciona en el mercado, necesitas tener disciplina.

Es cierto que se emprende para tener libertad financiera, sin embargo, para que esa libertad sea posible no puedes pretender que tu emprendimiento camine solo. Tampoco puedes creer que por invertir un par de horas diarias obtendrás ganancias millonarias.

Tienes que comprometerte con tu emprendimiento, debes invertir tiempo para poder hacerlo crecer, y para esto necesitas de disciplina.

Acostúmbrate a llevar una agenda diaria, y cumplir con tus deberes, tener siempre un plan, cumplir con horarios para realizar las actividades de las que depende tu emprendimiento para crecer.

Estas son las 5 actitudes que todo emprendedor debe desarrollar, en las que debe trabajar para alcanzar el éxito.

Ten presente que tu éxito depende de ti, si no tienes control sobre tu emprendimiento, si no desarrollas estas actitudes, entonces serán las circunstancias las que determinen tu fracaso.

Pero tú no has nacido para fracasar, lo has hecho para triunfar, así que comprométete a desarrollar actitudes positivas y coherentes con tus objetivos de éxitos.

Mi compromiso es ayudarte a través de buena literatura para tu crecimiento como emprendedor, pero tú compromiso debe ser poner en práctica cada uno de los consejos y claves que te comparto.

Puedes llegar a establecer un negocio sólido, tienes el potencial para hacerlo, solo debes enfocarte correctamente, trazarte objetivos claros, centrarte en las acciones que te permitirán desarrollar tu emprendimiento y mantener buenas actitudes durante el trayecto para que de esa forma las circunstancias jamás te hagan retroceder.

Comienza hoy mismo a trabajar en estas actitudes.

Claves para triunfar como emprendedor en el ámbito de las ventas

Para ser un emprendedor exitoso necesitas ser un vendedor con éxito también. De nada te sirve tener un buen producto o servicio si no sabes qué hacer para poder venderlo a tu nicho de mercado.

Las ventas dependen exclusivamente de ti. Cuando tienes un negocio no puedes decir “no tengo éxito porque nadie me compra”, pues en esa expresión estás viendo todo desde un enfoque distorsionado.

Debemos asumir la responsabilidad de nuestros actos, en ese sentido es deber asumir que si no producimos ventas es solo eso: no las producimos. Por lo tanto es nuestra responsabilidad y de nadie más.

Vender es todo un arte, y hoy quiero mostrarte las claves que te prepararán para tener éxito en el ámbito de los negocios, pero ten presente que para convertirte en un gran vendedor necesitas tener una buena relación contigo mismo, ¿qué quiero decir con esto?

Que necesitas confiar en ti, desarrollar tus habilidades, creer en lo que vendes, esforzarte, comprometerte. Todo esto forma parte de las claves que voy a explicarte para que te conviertas en un emprendedor de éxito.

Clave # 1: Escucha a tus clientes

Escuchar es una de esas claves de la comunicación también. No puedes hablar y hablar sin escuchar y decir que estás conversando, ya que no se están presentando las características de la comunicación.

La comunicación efectiva es clave para vender con éxito. Si quieres tener un buen negocio, escucha a tus clientes, permíteles que expresen cómo se sienten frente a tu producto o servicio.

El error de muchos emprendedores está en que se enfocan en vender pero no en fidelizar. Entonces, cuando un cliente les compra, para ello termina allí el ciclo. Así que invierten dinero en campañas de marketing para poder mantener clientes constantemente que no se quedan, por lo tanto representa mayor inversión. Para un buen retorno de la inversión en tus estrategias de marketing, debes fidelizar a tus clientes.

Cuando tu filosofía se basa en establecer una relación con tus clientes, entonces tu ventas se incrementan porque ese cliente que ya te compró te seguirá comprando mientras se añaden nuevos clientes y él mismo se convierte en un embajador de tu emprendimiento.

Clave # 2: Conoce tu producto o servicio

Como te lo he comentado al principio, si quieres tener éxito como emprendedor, debes conocer a la perfección tu producto o servicio.

Conocerlo significa que debes analizar cómo ese producto o servicio beneficia la vida de tu público objetivo, de qué manera representa una solución, cuáles son los valores únicos.

Así que te invito a que hagas un análisis de tu producto o servicio y de cómo afecta las vidas de tus clientes, de esa manera podrás generar tu propuesta única de valor para posicionar lo que vendes dentro de tu nicho de mercado, lo que significará mayores probabilidades de ventas.

Si quieres potenciar tu emprendimiento, entonces no apuntes a todo tipo de público, sino que delimita tu público objetivo y que tus estrategias apunten específicamente a ese tipo de público, es la forma de poder ganar efectividad como emprendedor.

Clave # 3: Establece un precio sobre el valor

Si conoces el valor que tienen tus productos o servicios para el cliente, entonces podrás establecer un precio que sea irresistible.

Por lo general lo que hacen los emprendedores cuando van comenzando es colocar sus precios de acuerdo a lo que pueden ver en el mercado, y sí, este análisis es muy bueno, ya que debes conocer la competencia, sin embargo es un análisis incompleto, porque debes tener presente que tu servicio o producto tiene un valor específico para tu público objetivo.

Para poder calcular el precio sobre el valor debes saber no solo cuánto cuestan productos similares al tuyo en el mercado, sino qué características tienen en común y cuáles no. También debes conocer cuánto estarán dispuestos los clientes a pagar por lo que les ofrece, lo que generalmente determinan los clientes en función a la solución que representa.

De manera que si quieres ser un emprendedor exitoso con buenos números de ventas, debes dedicarte a conocer a tu público objetivo.

Clave # 4: No le temas al cierre de la venta

Para ser un emprendedor exitoso necesitas actitud, es decir, te es necesario poder manejar todo tipo de situación.

Existen emprendedores que se quedan en un nivel bajo porque no se atreven a hacer los cierres de ventas. Es decir, ofrecen sus servicios y producto pero no concretan los tratos con los clientes potenciales.

Esto sucede porque no saben cómo hacerlo. Algunos se van al extremo de las estrategias invasivas y saturan a los clientes potenciales con información que no es relevante y que por lo tanto causa aversión en ellos y esto dificulta el cierre de la venta.

Debes centrarte en establecer una conexión con ellos, enamorarlos y así podrás hacer el cierre, logrando que establezcan el contrato contigo para la compra de tus productos o servicios.

Clave # 5: Recuerda: conexión es la fórmula

Siempre repito que no te daré jamás fórmulas mágicas, ya que las cosas no suceden por magia, debes producirlas, debes centrarte y esforzarte con un enfoque claro.

Es por ello que te recomiendo que te enfoques en establecer una conexión con tu público objetivo, en esto está el secreto para triunfar en las ventas y ser un emprendedor exitoso.

La conexión puede ser directamente contigo o con tu producto o servicio, e incluso con ambos.

Existen marcas que han logrado conectarse con sus clientes potenciales, que han formado comunidades en torno a lo que ofrecen y el éxito es realmente extraordinario. Existen otras cuya conexión es directamente con el representante de la marca.

Escoge tu estrategia, pero establece esa conexión para lograr posicionarte en el mercado y así incrementar tus ventas, lo que le dará éxito a tu emprendimiento en base a resultados concretos.

Estas son las claves que he querido compartirte para que puedas ser un emprendedor exitoso. No desmayes en tu objetivo de hacer crecer tu emprendimiento, esfuérzate y pon en práctica estas claves.

Desarrolla hábitos de emprendedores exitosos

Todos tenemos un gran potencial para lograr lo que nos proponemos, entonces ¿por qué no todos alcanzan sus metas a nivel financiero?

Existen diversas razones por las que esto sucede, a continuación te voy a presentar algunas:

  • Porque algunos no se hacen conscientes del potencial que tienen
  • Debido a que ponen excusas
  • Se limitan, piensan que no es para ellos
  • Por falta de preparación
  • Porque sus hábitos no son coherentes con lo que quieren lograr

Hoy voy a centrarme en el último punto, si quieres ser un emprendedor exitoso, lo primero que debes hacer es abandonar los malos hábitos y comenzar a desarrollar hábitos que vayan en coherencia con lo que quieres lograr.

Así que voy a contarte cuáles son los hábitos comunes en las personas de éxito a nivel de emprendimiento.

Disposición al aprendizaje

La disposición hacia el aprendizaje es un hábito que debes desarrollar si quieres ser un emprendedor exitoso.

Para emprender y mantener en funcionamiento tu emprendimiento debes tener conocimiento sobre las áreas en las que desempeñas como emprendedor.

Por ejemplo, si quieres dedicarte a dar asesorías de liderazgo, necesitas conocer continuamente sobre el tema de liderazgo y desarrollar una actitud, carácter y mentalidad de líder.

Lo mismo si vas a dedicarte a vender un producto, necesitas conocer sobre estrategias de marketing y cómo presentar ese producto a tus clientes potenciales.

A lo que me refiero es que un emprendedor exitoso se caracteriza por esa disposición a conocer todo acerca del negocio que ha decidido a aprender, de esa forma siempre sabrá cómo responder ante las demandas del mercado para el posicionamiento de sus productos.

Jamás verás a un emprendedor exitoso perdiendo el tiempo, siempre estará centrado en ampliar sus conocimientos. Así que si quieres ser exitoso con tu emprendimiento comienza a capacitarte en tu área.

¿Cómo puedes hacerlo?

Puedes dedicar un par de horas diarias a la lectura, puedes escuchar un audiolibro mientras vas a tu oficina o te desplazas en tu auto para cualquier lugar, también puedes asistir a conferencias, ver webinars, hacer cursos online que te permitan especializarte en tu ámbito.

Hábitos de planificación y organización

Si algo sabe todo emprendedor exitoso es que la desorganización atrae el caos y la improvisación disminuye las probabilidades de éxito.

Un emprendedor exitoso no deja nada al azar, se preocupa por tener todo planificado, es cierto que ocasionalmente habrán imprevistos, y tocará reaccionar, pero las posibilidades de que esto sucede, e incluso la magnitud de los imprevistos, se reduce cuando se tiene todo planificado y organizado.

La razón por la que muchos emprendedores fracasan es porque no se preparan para triunfar. Comienzan un negocio y van sobre la marcha reaccionando ante los acontecimientos, es así como no tienen una capacidad de respuesta o un plan para levar hacia otro nivel el emprendimiento, y finalmente se ven tan ahogados que debes desistir e intentar otras cosas.

Necesitas invertir tiempo en planificar, en hacer un plan de acción y organizarte para que puedas cumplirlo logrando así los objetivos que te has propuesto.

Mi recomendación es que lleves contigo una agenda, aprende a usar las agendas, lleva anotaciones acerca de tu plan de acción y verifica a diario que hayas dado los pasos que has programado.

Buenos hábitos alimenticios y de descanso

Los emprendedores que han logrado el éxito saben que sin un cuerpo sano no podrán realizar las actividades que garantizarán el buen funcionamiento de sus emprendimientos.

Es por ello que cuidan el cuerpo, que se alimentan sanamente, pues someter a tu cuerpo a un ritmo de actividades extremas, asegurándote de que tu emprendimiento vaya subiendo de nivel e incrementando los ingresos, puede causar debilitamiento si no se tiene una sana alimentación.

Así que mi consejo es que visites a un nutricionista que te indique cómo debes alimentarte para poder mantener tu ritmo de trabajo, de esa forma tu cuerpo no colapsará y podrás continuar rindiendo en cada etapa de tu emprendimiento, lo que significará que nada podrá detenerte hasta lograr tus objetivos.

Pero si tu cuerpo está débil, entonces no podrás dar los pasos y lo más seguro es que tengas que paralizar tu emprendimiento retrasando tu éxito.

Lo mismo sucede con el reposo. Necesitas respetar las horas de sueño, de descanso, para que tu cuerpo pueda renovar las energías a diario y siempre estés listo para continuar con la rutina del nuevo día, acercándote cada vez más al éxito total de tu emprendimiento.

Ejercita el cuerpo y la mente

Te preguntarás qué tiene que ver el ejercicio con el emprendimiento, pues déjame decirte que mucho. Si llevas una vida sedentaria, estarás generando las condiciones ideales para el desarrollo de un buen número de enfermedades.

Los emprendedores más exitosos del mundo acostumbra a incluir en sus rutinas diarias sesiones de ejercicios. Esto les permite mantenerse activos y así evitar enfermedades como artritis, por ejemplo, que podría desmejorar la condición de vida e impedir el desarrollo del potencial debido a una mala salud.

También es importante ejercitar la mente, a través de visualizaciones, meditaciones, reflexiones, afirmaciones para que tu mentalidad se fortalezca hacia lo positivo y nada te desanime o te detenga.

Recuerda que el secreto de un emprendimiento exitoso está en la constancia, ya que nadie puede lograr algo significativo si lo abandona en el primer intento fallido.

Sé exitoso, emprende con ganas, consciente de que tienes el suficiente potencial para hacer de tu vida un éxito, para crear el negocio que has soñado, para prestar tus servicios a un buen nivel de excelencia.

Solo debes revisar tus hábitos constantemente para que no caigas en vicios de comportamiento, actitudes, mentalidad e incluso en vicios de ocupaciones que no suman al logro de tus objetivos como emprendedor.

Así que incluye en tus hábitos actividades diarias que amplíen tus conocimientos, que te permitan planificar y ordenar tu día a día, recuerda siempre que debes alimentarte bien y reposar lo suficiente diariamente para que tu cuerpo y tu mente no vayan a colapsar.

Por último, te invito a hacer una anotación de tus hábitos diarios, y compararlos con tus objetivos como emprendedor, luego pregúntate si esos hábitos de suman al cumplimiento de tales objetivos. Si la respuesta es no, entonces te toca modificar esos hábitos.